Funcionarios denuncian corrupción en la Secretaría de Salud del Estado de México

Estado de México

17 de enero 2017

El director de Regulación Sanitaria del Estado de México, Víctor Hugo Ramírez Cruz, pide a los verificadores una cuota de 5 mil pesos al mes.

Así lo denunciaron Mario Aguilar Solís y Odín Montes Aguilar, verificadores sanitarios, quienes, dijeron que ello es parte de otras situaciones de corrupción que se dan en la verificación de todo tipo de negocios.

Ambos trabajadores, en activo y acreditados, se presentaron al programa noticioso Ciro Gómez Leyva, en Por la Mañana, donde denunciaron que se les exige que entregue de manera regular dinero que va tanto a líderes sindicales, como del gobierno del estado, a cambio de que se les deje trabajar.

Cuota por extorsión a negocios

Dichas cantidades, dijeron, la deben obtener de la extorsión que ¡ellos mismos deben ejercer en contra de los negocios!

Señalaron directamente a Víctor Hugo Ramírez Cruz, director de Regulación Sanitaria en el Estado de México. Él, advirtieron, les pidió por lo menos 5 mil pesos mensuales, por las verificaciones que hacen.

Por ejemplo, comentaron, a un Table Dance le pueden cobrar hasta 35 mil pesos semestrales.

Mario Aguilar Solís dijo que cumplirá 47 años de servicio este 2017 en al área de la Secretaría de Salud, y desde hace un año a la fecha, se ha incrementado en forma puntual la exigencia por diversos jefes de regulación sanitaria, para que los verificadores, les generen algún tipo de dinero.

“El colmo llegó hace aproximadamente seis meses, cuando un señor que es director de Regulación Sanitaria en el estado, el señor Víctor Hugo Ramírez Cruz, este señor un día me dice que me presente en Toluca. Me presento y me pasan con el director”.

Señaló que el directivo le dijo que necesitaba dinero porque “ahí todo se maneja con dinero” y que necesitaba reportar mínimo 5 mil pesos semanales y en caso de no aceptar lo iban a cambiar de jurisdicción.

Abundó que hace cuatro meses le llegó un oficio en donde lo están cambiando de forma temporal a otra jurisdicción sanitaria en Huixquilucan, actualmente con domicilio en Atizapán de Zaragoza, donde le señalan que físicamente no existe la jurisdicción de Huixquilucan.

En espera de seguir trabajando

Entonces, tiene ya cinco meses esperando de que dicha jurisdicción se abra pues, dijo, hasta el día de hoy, no ha sido posible.

“Evidentemente nos sientan, nos recogen las credenciales, y ni hablar, ahí estamos haciendo guardia, permanencia”.

En tanto, el verificador Odín Montes Aguilar,  sostuvo que las cuotas que se le están imponiendo en su área son las mismas que ha señalado Mario Aguilar Solís, es decir, 5 mil pesos al mes.

Asimismo, contó que habló con el director Víctor Hugo Ramírez Cruz, y se presentó la misma situación: removerlo a otra jurisdicción.

Para Montes Aguilar, ese tipo de acciones prácticamente ocurre en todos los negocios del Estado de México, desde una pequeña lonchería, hasta una refaccionaria, papelería, obras negras, construcciones, sino se detienen las mismas.

Aseguró que por ética no han accedido a las presiones de tener que extorsionara a los causantes.

Ante este panorama, ambos trabajadores hicieron un llamado al secretario de Salud de la entidad, César Gómez Monje, para que tome cartas en el tema, en relación a su reubicación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *