Temoaya

  • Información Básica
  • Información estadística INAFED – INEGI
Nombre oficial:Temoaya
Código INEGI:15087
Cabecera:Temoaya
Región:Región VII. Lerma
Gentilicio:temoayenses
Clave LADA:716
Código Postal:50850
Teléfonos presidencia:01-716-2-66-51-03; 2-66-50-83
Dirección presidencia:PRESIDENCIA MUNICIPAL PORTAL AYUNTAMIENTO # 103, CENTRO, TEMOAYA, MEX. CP. 50850
Página Web:http://www.temoaya.gob.mx
Presidente Municipal:APOLINAR ESCOBEDO ILDEFONSO (PRI-PVEM-NA)
Diputado Local:

JESUS ANTONIO BECERRIL GASCA

Diputado Federal:

DORA ELENA REAL SALINAS

Más Información:
Datos Generales, 2010
Número de localidades del municipio:63
Superficie del municipio en km2:189
% de superficie que representa con respecto al estado:0.85
Cabecera municipal:Temoaya
Población de la cabecera municipal:3,301
Hombres:1,543
Mujeres:1,758
Coordenadas geográficas de la cabecera municipal:
Longitud:99°35’42” O
Latitud:19°28’12” N
Altitud:2,680 msnm
Clasificación del municipio según tamaño de localidades(*):Semiurbano
Últimas Noticias

Clima - Pronostico del tiempo

Clima - Pronostico del tiempo

Mapa de Localización - Como llegar

Mapa de Localización - Como llegar

Nomenclatura

Nomenclatura

Denominación

TEMOAYA

Toponimia

Temoaya proviene del náhuatl Temoayan, que se compone de los vocablos Temoa, derivado del verbo temo: “bajar o descender” y de yan, que es el efecto de la acción; por lo tanto Temoaya significa: “Lugar donde se desciende” o “Cuesta abajo”.

Escudo

Esta compuesto por el ideograma de tepetl “lugar, sitio o cerro” y el de otli “camino”, donde las huellas del caminante se hayan descendiendo para indicar que se trata de un “lugar de bajada”.

Historia

Historia

Reseña Historica

La presencia humana en Temoaya data de la época prehistórica, ya que así lo demuestran diversos vestigios arqueológicos como utensilios, herramientas, figuras humanas y los restos de un mamut encontrados en los alrededores del municipio. Algunos autores afirman que “los otomíes son un pueblo de un muy remoto pasado…, una especie de primeros habitantes de aldeas, villas y ciudades en el centro de México”, con presencia en la zona desde el Preclásico. El Códice García Granados señala un intenso poblamiento del valle de Toluca a principios del siglo XII; lo que ha permitido afirmar que Xiquipilco (hoy Jiquipilco el Viejo), antecedente del pueblo de Temoaya, fundado hacia el año 1220.

No hay documentos que mencionen la existencia de Temoaya en aquella época. Parece ser que este pueblo surgió como una división de Xiquipilco, a raíz de la conquista emprendida por los aztecas a fines del siglo XV. La tradición afirma que la cuenta de los años marcaba 12 tochtli -1478- cuando Tlilcuetzpalin, legendario señor de los otomíes, enfrentó valerosamente al poderoso gobernante mexica Axayácatl, que ambicionaba dominar la zona.

El primer contacto con los españoles ocurrió hacia 1521, cuando Gonzalo de Sandoval emprendió la conquista de Matlatzinco. Poco después, fray Alonso Antonio Rangel inició la evangelización de los otomíes y Xiquipilco quedó bajo la advocación del apóstol Santiago. Por la misma época, este pueblo empezó a contar con su propio cabildo; además fue concedido en Encomienda a Pedro Núñez, Maese de Roa, quien inició el reparto de tierras a los españoles, con las que más tarde habrían de fundarse las primeras haciendas de la comarca.

El cura Francisco de Aguilar Martel menciona en su relación de 1569, que el pueblo de La Asunción (Temoaya) pertenecía a la jurisdicción de Xiquipilco. Temoaya empezó a cobrar importancia a raíz de la congregación efectuada el 22 de marzo de 1593, en que el virrey de la Nueva España ordenó juntar a los otomíes en un pueblo bien delimitado con el fin de evangelizarlos y enseñarlos a vivir en “policía”, ya que hasta entonces vivían en asentamientos dispersos, como ocurre hasta ahora. Varios cronistas de la época colonial mencionan que eran “gente serrana” y tenían sus poblaciones en tierras montuosas y fragosas, permanecían dispersos durante parte del año con “achaque de sus sementeras”.

1600, Xiquipilco fue abandonado y Temoaya quedó sujeto a la jurisdicción del pueblo de San Juan que tomó el nombre de Jiquipilco. Hacia la separación civil y eclesiástica de Temoaya para poder contar con párroco, elegir a su propio cabildo y “recaudar los tributos de su majestad” sin intervención del gobernador de Jiquipilco. Con el parecer del virrey Marqués de Valero, el arzobispo don Joseph de Lansiego y Eguilás decretó, el 18 de septiembre de 1720, la erección parroquial de Temoaya.

A fines del siglo XVIII, el pueblo de Temoaya contaba con un territorio bien definido, regido desde la cabecera por las autoridades civiles y religiosas representadas por el cabildo y el párroco, respectivamente.

Durante la guerra de Independencia, tres días después de la batalla del Cerro de las Cruces, el 2 de noviembre de 1810, “en la mañana marchó el cura Hidalgo con su ejército, tomando el camino del Cerrillo, que entonces llamaban de las Partidas” y pasó por Temoaya junto con Allende, Aldama y la tropa insurgente.

El primer ayuntamiento constitucional de Temoaya se erigió en 1820, con base en la Constitución de Cádiz. Más adelante, dentro del marco de la federación de 1824, los vecinos pudieron elegir anualmente a sus autoridades.

Ya en el siglo XX, durante la etapa revolucionaria, Temoaya sufrió el acecho de diversos grupos armados que merodeaban por la zona. El 13 de junio de 1914, una gavilla zapatista muy numerosa procedente de Monte Alto (Tlazala), llegó a Temoaya en donde saqueó el comercio y cometió otros desmanes. Buscando acabar con la inseguridad, se formó un grupo con cerca de 100 voluntarios para resguardar a la población bajo el mando de Higinio Guadarrama y Melesio Arzate como primer y segundo jefes, respectivamente.

En cuanto pasó el conflicto armado, las autoridades se abocaron a lograr el desarrollo del municipio, el cual mostró un avance más significativo en obras públicas que permitieron su desarrollo y le imprimieron una fisonomía propia a partir de 1940.

Temoaya es considerado, actualmente, la patria del pueblo otomí, por ser el municipio que cuenta con el mayor número de habitantes de esta etnia en el Estado de México, los cuales han sido considerados la “primera luz en el amanecer de nuestra historia”. Consciente de la importancia histórica de este grupo social, el gobierno del Estado de México erigió en 1980 el Centro Ceremonial Otomí como un monumento destinado a preservar las tradiciones y rescatar la identidad de este pueblo. De acuerdo con la “Declaración de Temoaya” de 1979, desde este centro cultural y educativo habrá de pugnarse porque sea reconocida legalmente la complejidad étnica de la nación.

Personajes Ilustres

José María de Agreda (1852).
Impuso un censo de cuatro mil pesos sobre su hacienda de Buenavista para fundar una escuela de primeras letras para niñas.

David Arroyo Archundia (1900-1977).
Gran alfabetizador. Como servidor público obtuvo un reconocimiento a nivel nacional. Presidente municipal (1946-1948)

Melesio Arzate Copado (1876-1966).
Participó en la Revolución Mexicana en las filas constitucionalistas. Fue reconocido como veterano de la Revolución. Presidente municipal (1918, 1920).

Antonio Becerril Arzate (1910-1996).
Alfabetizador y el gestor más resuelto en la construcción de la carretera Toluca-Temoaya. Presidente municipal (1958-1960).

Jesús Becerril Serrano (1905-1979).
Campeón nacional en charrería. Presidente municipal (1940-1941).

Mario Becerril Serrano (1917).
Miembro del equipo ecuestre que representó a México en la olimpiada de Helsinki, Finlandia, en 1952.

José Mariano Cuevas(1785-1798).
Párroco de Temoaya, construyó la sacristía y la capilla del apóstol Santiago, fundó con su propio peculio una escuela para niños indígenas.

Higinio Guadarrama Ceballos (1929).
Primer jefe de voluntarios durante la Revolución Mexicana. Presidente municipal (1919, 1922, 1924, 1926).

Cronología de Hechos Históricos

AÑOACONTECIMIENTOS
1220
Según Ixtlilxochitl llegan los otomíes al centro de México.
1299
Xiquipilco y Xaltocan luchan contra los mexicas asentados en Chapultepec.
1448
Xiquipilco ayuda a Moctezuma I con material para construir el templo de Huitzilopochtli.
1462
Batalla de los xiquipilcas contra los tarascos.
1478
(12 tochtli) Tlilcuetzpalin lucha contra Axayacatl durante la conquista de Xiquipilco.
1486
Ahuízotl reconquista Xiquipilco.
1521
Gonzalo de Sandoval pasa por Temoaya.
1540
Xiquipilco deja de prestar sus servicios a la Casa de Moneda.
1544
El virrey Antonio de Mendoza concede una merced de tierras a Pedro Núñez, Maese de Roa, encomendero de Xiquipilco.
1559
El visitador Gonzalo Díaz de Vargas ajusta los tributos que los naturales debían entregar a Pedro Hernández Ocotochin, alcalde de la Asunción Temoaya.
1576
El arzobispo Pedro Moya de Contreras visita Xiquipilco en cuya iglesia existen “unas andas de Señor Santiago de bulto a caballo”.
1593
Congregación de pueblos en Temoaya, Santiago Xiquipilco y San Juan.
1594
Muere Francisco de Aguilar Martel, primer cura de Xiquipilco.
1720
Erección parroquial de Temoaya. El bachiller Joseph Antonio de Estrada y Salvatierra toma posesión como primer cura.
1810
Hidalgo, Allende y Aldama pasan por Temoaya.
1820
Erección municipal.
1914
Los zapatistas saquean Temoaya.
1970
Inicia la producción de “Tapetes Temoaya”.
1978
Temoaya se convierte en cabecera del III distrito electoral.
1980
Inauguración del Centro Ceremonial Otomí.
1986
La parroquia adquiere la dignidad de santuario.

Medio Físico

Medio Físico

Localización

El municipio se encuentra en la parte centro norte del Estado de México, en las coordenadas 19º28’50” de latitud norte y 99º36’12” de longitud oeste, a una altura de 2,680 metros sobre el nivel del mar.

Limita al norte con Jiquipilco y Nicolás Romero; al sur con Toluca y Otzolotepec; al este con Isidro Fabela, Jilotzingo y Otzolotepec; al oeste con Ixtlahuaca y Almoloya de Juárez. La cabecera municipal está a 20 kilómetros al noroeste de Toluca.

Extensión

La información se puede encontrar en “Información estadística INAFED – INEGI” en esta misma página al inicio

Orografía

Muestra dos porciones bien diferenciadas, la parte montañosa en el extremo occidental de la sierra de Monte Alto, con una altura de 3,500 metros sobre el nivel del mar en la que destacan los cerros Gordo, Los Lobos, Xitoxi, Nepeni, Catedral, Cervantes, Las Tablas y Las Navajas; la parte baja, con suaves lomeríos como las lomas del Campamento, Los Coyotes, Las Culebras y El Cerrito de Don Melesio.

Hidrografía

Destacan los manantiales de El Capulín, Caballero, Santiago, Tres Ojuelos y Agua Blanca, que dan vida a algunos arroyos y a los ríos Miranda, Caballero y Temoaya. El río Lerma sirve de límite sur al municipio y forma a su paso la presa Alzate.

Clima

Templado subhúmedo con lluvias en verano y una temperatura media anual de 13.4°C. Sus temperaturas extremas van de los 9° a los 35.5°C. Es uno de los lugares más fríos del valle de Toluca debido a su altitud. La primera helada se registra en octubre o noviembre y la última en abril. La humedad ambiental produce neblina al amanecer en un promedio de 24 días al año. Los vientos dominantes son del tipo C con dirección noreste-sureste.

Precipitación pluvial 

Lluvia total
899.2 mm.
Lluvia máxima en 24 horas
58.7 mm.
Evaporación1624.8 mm.

Principales Ecosistemas

Flora

En la parte alta predominan árboles de bosque como pino, ocote, cedro y oyamel; en las faldas y lomeríos predominan especies como encino, madroño, fresno, gigante y eucalipto, además de arbustos como escobilla, cardo y zacatón. En la parte baja hay sauce llorón, mimbre, trueno, colorín y tepozán; diversos frutales (peral, manzano, membrillo, ciruelo, chabacano, durazno, tejocote y capulín), plantas medicinales y de ornato, yerbas comestibles y cactáceas como maguey y nopal. La zona del Centro Ceremonial Otomí pertenece a la reserva ecológica estatal “Parque Otomí-Mexica”.

Fauna

La fauna silvestre está desapareciendo debido al deterioro ecológico de la zona montañosa. No obstante, aún pueden encontrarse: cacomixtle, ardilla, tuza, conejo, liebre, tlacuache, hurón, tecolote, lechuza, gorrión, colibrí y tórtola. La fauna acuática desapareció del río Lerma hace ya varios años, pero en algunos bordos hay acociles, ajolotes y carpas.

Recursos naturales

En algunas partes del municipio existen yacimientos de arena, grava y tepetate que se utilizan en la industria de la construcción para el levantamiento de edificaciones y revestimiento de caminos.

El área forestal, rica en productos maderables, ha estado sujeta a una explotación clandestina, por lo que resulta necesario racionalizar su uso con el fin de evitar el deterioro ecológico.

Existen 1,089.7 hectáreas de cuerpos de agua. Además, se han instalado algunas piscifactorías, en las que además de cultivar la trucha se aprovecha el agua de los manantiales.

Características y Uso de Suelo

La región pertenece al final del Terciario cuando se formaron elevaciones como el Xinantécatl o Nevado de Toluca y la Sierra de Monte Alto. La composición geológica de la serranía se ubica en la transición de tranquitas a andesitas y la de las faldas en las tobas pomosas del Plioceno.

Hay suelos del tipo vertisol, andasol, luvisol y planasol. En orden de importancia, su uso es agrícola (66.62%), forestal (17.20%), pecuario (5.19%), urbano (0.39%) y de otros tipos (10.60%). El 57.6% del suelo agrícola es de punta de riego, el 40% de temporal y el restante corresponde a tierras ociosas.

Cultura y Turismo

Cultura y Turismo

Monumentos Históricos

Jiquipilco El Viejo constituye una zona arqueológica inexplorada que esconde algún antiguo teocalli. En sus alrededores se han encontrado diversos vestigios arqueológicos como figuras humanas, puntas de flecha, vasijas, metates y otros utensilios.

Se conservan algunos inmuebles que constituyen parte esencial del legado histórico cultural de Temoaya. Destacan el santuario del Señor Santiago y las iglesias de los pueblos más antiguos del municipio: San Pedro Arriba, La Magdalena Tenexpan, San Diego Alcalá y San Lorenzo Oyamel, que proceden de la época colonial.

Otras construcciones con importancia arquitectónica son la hacienda de Buenavista, la antigua capilla de la hacienda de Pathé, el Rancho de Cordero, el Rancho de Luna, el puente del río Lerma (1846) y el puente “Porfirio Díaz” (1908), en la antigua ruta del camino real de México a Michoacán.

La imagen ecuestre del “Señor Santiago” constituye, en su género, una escultura única en Latinoamérica, por su antigüedad y tamaño colosal. Es una verdadera reliquia del arte indígena colonial, cuya técnica de elaboración es de origen prehispánico. Se trata de la clásica representación de Santiago Matamoros que muestra a un guerrero medieval a caballo en actitud de combate.

Museos

En el Centro Ceremonial Otomí existe un pequeño museo didáctico que alberga una exposición permanente de diversos objetos arqueológicos, históricos y artesanales de esta etnia.

Fiestas, Danzas y Tradiciones

Fiestas

Las principales fiestas están relacionadas con el calendario litúrgico y las conmemoraciones cívicas como el 5 de mayo, 16 de septiembre y 20 de noviembre, que en general incluyen vistosos desfiles.

Las festividades de mayor tradición pertenecen al culto católico. La fiesta más importante se celebra el 25 de julio en honor al “Señor Santiago”. Casi todas las comunidades del municipio celebran su fiesta titular en medio de prácticas religiosas y profanas que incluyen música, flores, incienso, danzas, ofrendas, velas, portadas florales para los templos, cohetes, globos aerostáticos, fuegos artificiales, procesiones, juegos mecánicos, comercio ambulante y baile de feria.

Jiquipilco el Viejo celebra a Santiago Apóstol el martes siguiente a la fiesta de la cabecera. En San José Las Lomas hay peleas de gallos el 19 de marzo. Otras fiestas importantes son la de Nuestro Padre Jesús (tercer domingo de enero), la Semana Santa, la Santa Cruz, los Fieles Difuntos, la Virgen de Guadalupe, Navidad y Año Nuevo.

Danzas

Afloran principalmente durante la fiesta patronal y la Navidad. Existe una cuadrilla de caporales que visten calzón y camisa de manta, dando la nota característica los sarapes que portan, pintados de color morado con grana y adornados con grecas blancas. Los integrantes bailan al son del tambor y el violín, representando a los trabajadores de las antiguas haciendas dedicados a cuidar el ganado.

La danza de pastoras es la más común en Temoaya. Está formada por niñas y adolescentes que portan trajes blancos y un velo del mismo color, que al son del tambor y violín bailan y cantan frente a una “estrella” que porta el mayordomo que encabeza la cuadrilla. Cada semana, a partir del 8 de septiembre, día del nacimiento de la Virgen María, una cuadrilla acude al santuario para presentar la danza y sus ofrendas de flores y cohetes. En la Nochebuena danzan todas las cuadrillas mientras esperan el nacimiento del Niño Dios.

Durante la fiesta patronal se presentan grupos de santiagueros y concheros. Estos últimos, lucen vistosos penachos con plumas de colores, pectoral, taparrabo y capa, decorados con motivos prehispánicos; además, en los tobillos llevan una sarta de cascabeles que suenan al ritmo de la música. El ritual de la danza es producto del sincretismo cultural entre la religión prehispánica y la cristiana, guarda la relación con el mito solar de la creación.

Tradiciones

Persisten ciertas costumbres que hablan del espíritu tradicional de la población. Son prácticas que afloran en momentos cruciales de la vida, en los usos cotidianos o en los festejos. Entre los grupos otomíes, se conservan con gran fuerza las costumbres relacionadas con el “moshte” (ayuda durante la época de cosechas, algún festejo familiar o un velorio), el trueque y la celebración del “día de muertos”.

Día de muertos.- Se celebra con la preparación de un altar con ofrendas para esperar la visita de las almas de los difuntos. La ofrenda para los “muertos chiquitos” incluye chocolate, leche, pan, frutas y dulces, entre otras cosas; en cambio, para los difuntos adultos se preparan los alimentos que más preferían en vida, botellas de licor, pulque y cigarros. La ofrenda se adorna con un sahumerio, calaveras de azúcar, borreguitos de alfeñique, velas y flores de cempasúchil.

Música

Existen algunas piezas musicales de tradición otomí con riesgo de desaparecer, a saber: Chimarecú, Naki ma Tosho Njú y Rosa María, Chicashti Deni. En otros tiempos durante los casamientos se bailaba el Chimarecú al final de la fiesta para despedir a los compadres.

El grupo musical Los Auténticos Otomíes interpreta sones tradicionales como el Chimarecú, música religiosa y popular.

Artesanías

La manufactura de ayates, fajas, chincuetes y sarapes, en telares rudimentarios de herencia prehispánica, constituyen una expresión auténtica del arte otomí que vino a enriquecerse con el bordado y deshilado, pero sobre todo con el anudado de los famosos “Tapetes Temoaya”, que han sido catalogados entre los mejores del mundo por su incomparable calidad y diseños originales, que reflejan los orígenes de un pueblo lleno de historia, magia y tradiciones.

Gastronomía

Productos como barbacoa de carnero, chicharrón de cerdo, carnitas, longaniza, carpa, tamales de charales, tlacoyos de haba o flor de calabaza, el tradicional “taco de plaza” y el típico pulque de la región, han dado fama al tianguis dominical.

Centros turísticos

El Centro Ceremonial Otomí resulta atractivo para realizar días de campo, caminar y disfrutar del paisaje. Está ubicado a 12 kilómetros de la cabecera en medio de tupidos bosques de coníferas. En días festivos hay charreadas en el lienzo local.

Gobierno

Gobierno

Principales Localidades

Temoaya. Cabecera municipal con gran sabor provinciano, cuya principal actividad es el comercio. Es la comunidad con mayor infraestructura y concentración de servicios. Se encuentra a 20 kilómetros de Toluca.

San Pedro Arriba. Pueblo que concentra buena parte de los talleres familiares dedicados a la manufactura de tapetes. Se encuentra a 5 kilómetros de Temoaya.

San Pedro Abajo. En este lugar se encuentra el Centro Artesanal “Tapetes Mexicanos” que tanta fama ha dado a Temoaya. Cuenta con talleres familiares donde se elaboran también los tapetes. La cría de guajolotes es muy importante. Dista 3 kilómetros de la cabecera.

Jiquipilco. El Viejo Es considerado la cuna del pueblo otomí. Existen vestigios del templo católico del siglo XVI dedicado al Señor Santiago. Sus actividades preponderantes son la agricultura y la crianza de guajolotes. Se localiza a 12 kilómetros de la cabecera.


Cronología de Presidentes Municipales

Presidente Municipal
Período de
Gobierno
Jesús Becerril Serrano
1940-1941
Luis Quiroz Valdez
1942-1943
Amancio Arzate Archundia
1944-1945
David Arroyo Archundia
1946-1948
Amancio Arzate Archundia
1949-1951
Froylán Quiroz Becerril
1952-1954
Agustín Quiroz Valdez
1955-1957
Antonio Becerril Arzate
1958-1960
Ángel Rubio García
1961-1963
Juan Becerril Arzate
1964-1966
Manuel Arzate Arzate
1967-1969
Cutberto Arzate Guadarrama
1970-1972
Abel de la Vega Bermúdez
1973-1975
Abelino Becerril Zacarías
1976-1978
Jesús Becerril Victoria
1979-1981
Manuel Téllez Arce
1982-1984
Gonzalo Calderón García
1985-1987
Sixto Reyes Iniesta
1988-1990
Serafín Arroyo Rubio
1991-1993
Manuel Téllez Arce
1994-1996
Rafael Lucio Romero
1997-2000
Apolinar Escobedo Ildefonso
2000-2003
Guadalupe Victoria Fabián2003-2006
German Colin Arzate2006-2009
Enrique Valdez Garcia2009-2012
Efraín Héctor Victoria Fabián2013-2015

Fotografías

Fotografías

Próximamente

Videos

Videos

Próximamente

Créditos

Créditos

  • Arzate Becerril, Jesús, Temoaya. Monografía Municipal, Instituto Mexiquense de Cultura-AMECROM, Toluca, 1999.
  • Ayuntamiento de Temoaya. Bando municipal 1998.
  • Plan de desarrollo municipal, Toluca, Gobierno del Estado de México, 1997.
  • Caballero Arroyo, Mª del Socorro. Temoaya y su folclore, 2ª ed., México, 1985.
  • Carrasco Pizana, Pedro. Los otomíes, Toluca, Gobierno del Estado de México, 1979.
  • Fernández Cueto, J. P. Tapetes Temoaya, Toluca, Gobierno del Estado de México, s.f.p.
  • Gobierno del Estado de México. Panorámica socioeconómica 1993, Toluca, IIIGECEM, 1993.
  • Temoaya. Estadística básica municipal 1995, Toluca, IIIGECEM, 1995 (documento inédito impreso en computadora).
  • González, Carlos Héctor. Monografía del municipio de Temoaya, Toluca, Gobierno del Estado de México, 1973.
  • Lugo Plata, Elíseo. “A pueblear en Temoaya”, en Aventura turística, Toluca, abril de 1992, no. 5, pp. 10-11.
  • Robelo, Cecilio. Nombres geográficos indígenas del Estado de México, Cuernavaca, Luis G. Miranda impresor, 1900.
  • Romero Quiroz, Javier. Xiquipilco, Jiquipilco, Toluca, Gobierno del Estado de México-Instituto Mexiquense de Cultura, 1991.
  • H. Ayuntamiento de Teomoaya.

    Lic. en Hist. Jesús Arzate Becerril
    Cronista Municipal de Temoaya.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *